Educación Primaria/Colego Tres Olivos, Madrid.

La gran final en la Liga de Tchoukball Tres Olivos

Tarde del 23 de febrero de 2018. Que día tan bonito. No puedo más que seguir emocionado con lo vivido hoy. Desde hace 6 años el colegio Tres Olivos ha venido apostando por algo diferente. Desde que uno de sus profesores propuso ese deporte raro e impronunciable hasta hoy han pasado muchas cosas y todas ellas buenas. Primero fue cambiar la liga de fútbol por la de Tchoukball. Ese primer año solo 6 equipos quisieron apuntarse. Poco a poco se fueron comprando porterías, pintando campos e incluso sacando un equipo de antiguos alumnos del colegio. La final de hace unos días deja atrás más de 5 meses de competición, 16 equipos implicados y más de 110 niñ@s jugando y disfrutando de este deporte. Además desde hace dos años se crea la competición paralela de escudos y lemas donde los compañeros y compañeras que no participan ayudan a los demás en la elaboración de sus frases motivacionales y sus logotipos.
Pero volvamos al día 23. Nada más entrar por la puerta del colegio todo lo que se respiraba era Tchoukball. Carteles anunciando la final, madres que te comentaban que sus hijos estaban súper nerviosos por el partido, compañeros realizando pancartas en los recreos para animar a los suyos, etc.
Y llegó la hora. Con la inestimable ayuda de María Llavero y José Ángel Bustelo (miembros del club Tchoukball 3Olivos) para arbitrar y de Raúl Martínez (alumno de 2º ESO) en la mesa, fuimos preparando todo para el evento. A la hora acordada fueron bajando las clases. Desde 4º de primaria hasta 6º tod@s fueron colocándose alrededor del campo para disfrutar del partido.
En ese momento POLLITOS EXTREMOS (6ºA de primaria) y ELEMENTALES (5ºB de primaria) entraron en el campo. Breve explicación a los capitanes del desarrollo del partido (es el único que se juega a tres tiempos de 10 minutos. El resto de la liga son dos tiempos de 10) y a jugar.
La primera parte empieza muy bien para Pollitos. Juegan agrupados y mantienen muy bien las posiciones en ataque. Los nervios se apoderan de los más jóvenes. Pero poco a poco se van recomponiendo y 3 goles en propia de 6º empiezan a poner las cosas más ajustadas. Los tiradores de Elementales, empiezan a funcionar y a ver que jugando como lo hicieron durante la liga podrían tener posibilidades. En el mejor momento de Elementales llega el final del primer tiempo. Momento de reflexionar y relajarse. El marcador nos muestra un 12 -8 a favor de los Pollitos. No hay nada decidido. Las dudas se apoderan de los mayores que con el hándicap del gol en contra (5º no lo tiene) tienen que medir muy bien sus lanzamientos. Después de hidratarse comienza la segunda parte.
Siguen los nervios en Pollitos y es aquí donde Elementales saca toda su clase y las virtudes que le han traído hasta esta final. Cesar y Jorge implacables en ataque ayudados por Leo y Sara. Se suman acciones en defensa de muchísimo mérito de Ana, Alejandro, Leire y Sara B. El equipo empieza a trabajar como tal y ponen en un serio aprieto a Pollitos, llegando incluso, aunque sea brevemente, a ponerse por delante del marcador.Las gradas son un hervidero de animación. Ni un mal comentario, todos se dedican solamente a animar, eso también es Tchoukball. Termina la segunda parte donde Elementales ganará este tiempo 8 a 10. En el total del partido el marcador refleja un 20-18.
El trofeo no es otro que el aplauso de sus compañeros y que su nombre figure en la base de la copa de la liga. Desde estas líneas felicitar a tod@s los que han participado y han estado implicados en esta maravillosa locura. Ya estamos preparando la liga del año que viene y expectantes ante el desenlace de la primera liga de la E.S.O., pero eso es otra historia.
La copa de los campeones de Liga.

Un éxito increíble

Desde hace 6 años el colegio Tres Olivos de Madrid apostó muy fuerte por este deporte. Sus características y sus valores lo hacen especialmente útil e interesante para conseguir los objetivos de inclusión, coeducación, tolerancia y respeto que se buscan desde el centro.

Ilusión, alegría, competitividad sana, diversión, valores…no se puede pedir más. Esto es Tchoukball

 

David GarcíaProfesor de E.F. colegio Tres Olivos

Leave a Reply